¿Por qué estudiar idiomas en el exterior?

No hay mejor forma de aprender algo que practicándolo constantemente hasta que lo puedas manejar casi por intuición. Esta manera de estudiar no solamente es muy efectiva, sino que también te ayuda a aprender muy rápido. Y cuando estás aprendiendo un nuevo idioma pasa exactamente lo mismo, es por eso que muchas personas deciden estudiar idiomas en el exterior.

Es verdad que puedes estudiar cualquier idioma en el país en el que estás presente, pero estudiarlo en un lugar donde todos hablen ese idioma, aparte de ser un reto interesante, te ayuda a aprenderlo mucho más rápido.

Hoy en Global Connection te contamos por qué esto es tan efectivo y por qué hacerlo cuando aprendas un nuevo idioma.

Adapta tu mente a una nueva forma de pensamiento

Conocer un idioma no solamente es aprenderse palabras y formas gramaticales para construir oraciones. Aprender un idioma tiene mucho que ver con adaptar tu cabeza a una nueva forma de pensamiento, un nuevo sistema de formular tus ideas y hasta nuevas formas de vida. Y la mejor manera de absorber esa nueva cultura es a través de la inmersión completa.

Si bien puedes aprender inglés viendo series y películas, nada te adapta mejor a esto que una experiencia de primera mano en un destino que te llame la atención para aprender idiomas.

Es decir, no es lo mismo aprender inglés mientras estás viendo una serie como Friends, que poder vivir una experiencia neoyorquina mientras vas conociendo las calles de Greenwich Village, el barrio donde se desarrolla la serie.

Así que puedes guardar tu control remoto, sacar tu pasaporte e iniciar un viaje de estudios en el exterior que te ayude a mejorar tu nivel de inglés. No te arrepentirás cuando veas como vas avanzando con el pasar de las semanas.

El reto de hablar todo el tiempo el idioma

Esta es una de las partes más difíciles, pero de las más interesantes a la hora de estudiar idiomas en el exterior: tener que usar el lenguaje que estás aprendiendo todo el tiempo, incluso para algo tan sencillo como ir a una tienda o ir al cine. Pero no te dejes desanimar por esto, porque justo es la parte más interesante de toda la experiencia.

Es posible que los primeros días tengas dificultades con entender lo que te dice la gente, pero con el tiempo y mientras más avances en tu curso de inglés, irás encontrando las palabras necesarias para hacerte entender y tu oído empezará a entender lo que te están diciendo.

Un consejo muy útil es llevar una pequeña libreta contigo donde anotes palabras que no entiendas o expresiones que te resulten extrañas. Cuando estés en clase podrás preguntarle a alguno de tus maestros y de seguro te ayudaran a absorber esas palabras y hacerlas parte de tu vocabulario.

Como te dijimos antes, el secreto para que esto funcione es la inmersión completa. Y para esto es vital interactuar con esta nueva cultura en la que te vas a sumergir.

Además, muchas de las escuelas que representamos tienen estrategias para hacer esta inmersión algo mucho más atractivo para los estudiantes. 

Por ejemplo, existen escuelas donde está prohibido hablar otro idioma que no sea inglés, escuelas que te dan actividades extracurriculares para que aprendas nuevos usos del idioma, e incluso escuelas que te ofrecen un programa de inglés con un enfoque a una profesión. 

Cuando hables con un Counsellor, este te contará todos los detalles de las escuelas que más te interesen. 

Aprender de oído

Para tener una gran experiencia mientras aprendes una nueva lengua, lo ideal es estudiar idiomas en el exterior. En Global te contamos por qué.

Así como cuando éramos bebés, la forma de aprender un idioma es escuchar y repetir hasta que lográbamos hablar bien. En el caso de los niños, ese proceso toma bastante tiempo mientras el niño desarrolla las habilidades comunicativas suficientes para mejorar su vocabulario.

Pero a la hora de aprender un segundo idioma funciona prácticamente igual, solo que el proceso resulta mucho más rápido.

Es por eso que te recomendamos hacer una inmersión completa para aprender cualquier idioma. En cierta medida, de tanto escucharlo se te irá pegando y con el tiempo, y un profesor que te guie en el aprendizaje, manejarás muy bien el idioma.

Así que si decides estudiar idiomas en el exterior, ajusta tu oído y prepárate para escucharlo todo con mucha más atención.

Conoce el acento y las formas de hablar de tu destino favorito

Vamos a ser muy francos: en ningún idioma existe una forma de hablar 100% neutra, ya sea por efectos geográficos, sociales o culturales, cada ciudad tiene una forma de hablar muy distinta. Y es por eso que los locales pueden notar con facilidad cuando una persona viene de un lugar totalmente distinto.

Pero eso no significa que no te puedas adaptar a estas formas de hablar y a esos acentos. Como ya lo hemos dicho antes, es cuestión de práctica.
Cuando estés haciendo tu viaje de estudios, sal de clase y escucha todo lo que te rodea y conversa con los locales. Incluso, puedes hacer amigos en la ciudad que te ayudarán con esto. Te darás cuenta de que, aunque puede ser una tarea larga, puede llegar a ser muy divertida y cambiará la forma en que hablas y escuchas el idioma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *